martes, 12 de enero de 2016

Las más esperadas del 2016

 (por mi, al menos)


The Hateful Eight
Tarantino haciendo un western de misterio con música de Morricone y con un repartazo entre el destaca una recuperada Jennifer Jason Leigh. Creo que no se puede pedir más.

Elle
Una nueva película de Verhoeven ya es causa de regocijo pero si además esta basada en una novela escandalosa y tiene a Isabelle Huppert como protagonista pues podemos estar ante una de nueva joya como las otras que nos ha dado el holandés.

The Revenant
Iñarritu haciendo un Herzog, Lubezki rodadando con luz natural solo par de horas al día, Leonardo Di Caprio atacado por un oso y en busca de venganza... La critica ya le ha dado los globos de Oro y yo no veo el momento de que se estrene en Febrero.

Hail Ceasar
Aunque últimamente (en lo que va de siglo) la comedia no ha sido el genero que mejor se les ha dado a los Coen, el buen momento que viven artísticamente hablando, me hace pensar que esta puede ser la buena.

Agassi
Tras su aventura americana Chan Wook Park regresa a Corea pero adaptando una novela inglesa ambientada en el Londres Victoriano que Park lleva a la Corea ocupada por los Japoneses de la Segunda Guerra Mundial.


Gokseong
El tercer trabajo de Hong-Jin Na tras las magnificas The Chaser y The Yellow Sea es otro thriller que promete ser igual de intenso que sus dos primeras películas.

The Bad Batch
Una distopica historia de amor ambientada en una comunidad de Caníbales con Keanu Reeves, Jason Momoa y Jim Carrey y dirigidos por la directora de "Una Chica Vuelve a Casa Sola de Noche".

Silence
Scorsese dirige a Shinya Tsukamoto en una película sobre predicadores cristianos en el Japçón feudal. Tambien sale Liam Neeson y el malo de Star Wars, pero a quien le importa despues de decir “Scorsese dirige a Shinya Tsukamoto”

Leatherface
¿Los dos barbaros de “A'l interiour” en su primera película en USA haciendo una precuela de “La Matanza de Texas”? Me vale. Además cuenta con la presencia de la siempre estimulante Lily Taylor.

Star Wars: Rogue One
No soy nada fan de las anteriores pelis de Gareth Edwars pero que diriga un Star Wars con sabor belico con Donnie Yen, Madds Mikkelsen y Peter Cushing (recreado digitalmente) me pone mucho.

Suicide Squad
Hablando de ponerme, pocas estrellas femeninas actuales me ponen tanto como Margot Robbie y aquí hace Harley Queen la pirada compañera del Joker, y además David Ayer promete una peli tipo “12 Del Patibulo” pero con los villanos del universo DC, incluido el Joker. Tambien sale Batman...

Toro
Kike Maillo se pasa a la acción con Luis Tosar y Jose Sacristan en el reparto (y Mario Casas). Si es la mitad de buena que su primera película estamos hablando de una de las pelis españolas del año.

The Nice Guys
Después de ver el trailer de este Boogie Nights se encuentra con Arma Letal no hago más que salivar.

High-Rise
Llevo empalmado desde que empece a oir hablar del proyecto (Ben Wheatley adaptando a Ballard) y después de ver el trailer y la discrepancia de opiniones no puedo esperar más a verla, aunque sigue sin distribuidor en España.

I am Hero
Parece que han clavado el manga y que esta comedia romántica con zombis japoneses es de lo mejor del 2015.


The Neon Demon
El danés responsable de Drive ha decidido que su siguiente película sea una de terror ambientada en el mundo de la moda. Es de suponer que no va a ser la tipica película de terror sino algo más psicológico y bizarro.

The 5th Wave
Vale, esta basada en una de esas novela para “jovenes adultos” y eso no da muy buena espina pero Chloe Moretz, Maika Monroe y Maria Bello en una peli de invasiónes alienigenas se merecen mi entrada.

Headshot
La nueva barrabasada de los Mo Brothers, tras “Killers” y “Macabre” es un thriller de venganza con nada menos que Ikko Uwais (hey, salgo un segundo en Star Wars y no reparto hostias) de protagonista.


Passengers
Ciencia Ficción romantica dirigida por el responsable de “Headhunters” sobre un guión que lleva años dando vueltas por Hollywood y que dicen que es la leche.

Triple 9
Cine negro duro y seco como ya solo John Hillcoat parece saber hacerlo. Corrupción policial y atracos arropados con un reparto de campanillas.

Super Lopez
Este es el superhéroe que más ganas tengo de ver en la pantalla. Los comics de JAN (sobre todo su primera etapa) son joyas de la literatura. Esta adaptación que me hubiera gustado hacer a mi cuanta con la buena labor en la dirección de Javier Ruiz Caldera y un guión de la pareja Cobeaga-San Jose que promete mucho.

Capitan America: Civil War y Superman V Batman
Los superheroes de Marvel y los de DC dandose de hostias entre ellos. Ojalá las pelis está bien. De momento cuentan con mi atención.

El Hombre de las Mil Caras
No, no es un biopic sobre Lon Chaney sino un biopic sobre uno de los personajes más siniestros de la reciente historia española Francisco Paesa. Dirige Alberto Rodriguez tras las estupendas “La Isla Minima” y “Grupo 7”.


Before I Wake
Nuevo titulo de terror del director de la magnifica “Oculus”, si es la mitad de buena que su predecesora me vale.

Secret Agent
Jee-woon Kim financiado por la Warner con Kang-Ho Song como protagonista, poco más se sabe de esta película pero la intriga y el peso de los implicados son suficientes para estar en esta lista.

The Woods
Wingard y Barrett (director y guionista) juntos de nuevo en una peli de terror sobre unos adolescentes de camping que descubren que no están solo. No suena muy original pero seguro que este par nos sorprenden con su solvencia.

lunes, 18 de mayo de 2015

Mad Max: Furia en la Carretera o como un señor de 70 años patea el culo de la juventud





Creo que ya he digerido el hostiazo visual que George Miller con sus 70 añazos da al espectador con su nueva Mad Max. Quitemonos de en medio rápidamente las cosas que no me han gustado. Tom Hardy no es Mel Gibson. Tom Hardy es mucho mejor actor que Mel Gibson, pero le falta una cosa de la que Mel Gibson desborda y es carisma (o ese algo especial, como lo quieras llamar). El Max de Mel Gibson es como ese Clint Eastwood que solo necesita una mirada y su mera presencia para que en sus ojos veas un pasado, una historia que no se cuenta con palabras. Hardy se esfuerza pero no lo tiene. Por eso quizás son necesarios esos flashbacks que atormentan a Max (y que no me gustan nada). Hardy no lleva las heridas en la mirada, Gibson si. Todo esto sería terrible si el protagonista de la función fuera Max pero por suerte no es así. Porque la verdadera protagonista  es Furiosa (y esa Charlize Theron en estado de gracia demostrando que es una de las mejores actrices vivas que se atreve con absolutamente todo y sale victoriosa). Su personaje Furiosa no solo es una luchadora que no necesita a un hombre a su lado sino que, más importante todavía, es alguien que se ha dado cuenta de que algo está mal y no va a continuar haciéndolo.
Miller con 70 años no solo da una lección de cine a las nuevas generaciones de directores sino a todo a aquel que se quiera acercar al ruido y la furia de su universo. Porque a diferencia de los nuevos cachorros acomodados del cine actual, que dominan la técnica y que olvidan el alma cuando se trata de articular un espectáculo de acción, Miller si tiene un discurso. No es engañéis por la aparente sencillez de la trama. Esto no es solo una persecución de dos horas que quita el aliento. Miller está furioso con este mundo que nos ha tocado vivir y cada fotograma de la película lo demuestra (además de la furia en cada plano hay una nueva idea temática o un acierto visual. Hasta el punto de que es necesario una segunda visión para captar todo aquello que hemos perdido). Pero Miller no es tan tonto de articular un discurso con grandes diálogos o explicaciones aburridas, no, él lo muestra todo en imágenes. Lo que el cine debe ser. Es curioso que gran parte de los temas que aparecen en esta Mad Max ya estaban en “Happy Feet” sustiyendo punks apocalípticos por pingüinos y las luchas de coches por canciones y bailes. Miller añade un tema nuevo y lo hace centro de la narración: la rebelión de la mujer ante un sistema patriarcal opresor. Porque Mad Max: Furia en la Carretera habla de la revolución y no lo hace de forma nihilista o cínica, lo hace (insisto) de forma tan inteligente que no lo articula con palabras sino con hechos (imágenes).
Y que imágenes. Para los que hemos crecido leyendo los tebeos tipo Zona 84 o Metal Hurlant es como si Miller nos hablara directamente al corazón con esa estética apocalíptica,ese villano que es cruce entre el Baron Harkonen de “Dune” y un personaje de los citados comics. Todo eso y un tio que toca una guitarra que lanza llamas !!

miércoles, 2 de julio de 2014

OPEN WINDOWS: GIALLO 2.0



En una rueda de prensa hace más de 15 años Peter Greenaway hablaba sobre el futuro del cine, acababa de presentar “The Pillow Book” una película con multipantallas, textos que se sobrescribían en la imagen, diferentes estilos visuales según la secuencia, efectos ópticos de todo tipo y prácticamente cualquier recurso que la técnica permitía entonces, y lo que venía a decir Greenaway era que en el futuro las películas serían así. Algo vivo y que requería la atención del espectador a varios niveles. Lo que no podría imaginar Greenaway era que sería así pero por otras razones que no tienen nada que ver con la película y si con el espectador. 
Cualquier espectador joven y que vea una película fuera de una sala cinematográfica (y a veces incluso en el cine) está acostumbrado a ver la película, a la vez que navega por internet, consulta el correo, habla por un chat, por teléfono o cualquier red social… Básicamente lo que proponía Greenaway hace casi 20 años. Nacho Vigalondo ha ido un paso más lejos y ha incorporado todos elementos externos a la pantalla de cine. La Osadía es grande. La empresa ambiciosa y costosa (más de 4 años de proyecto, varios meses de rodaje, casi un año de postproducción…) había creado una tremenda expectativa y anoche en Madrid pudimos asistir a la premiere de “Open Windows”.
A la premiere asistió buena parte de los mejores directores españoles en activo: Rodrigo Cortes, J.A. Bayona, Nacho Cerda, Eugenio Miro, Miguel Angel Vivas, Borja Cobeaga… y como bien dijo el propio Vigalondo “Si ponen una bomba hoy aquí, se cargan medio cine español”. Desde luego a buena parte del más interesante. Y por supuesto conto con la presencia de sus protagonistas norteamericanos Elijah Wood y Sasha Grey que fueron recibidos como las autenticas estrellas que son.
Si digo que “Open Windows” es la mejor película de Nacho Vigalondo me quedo bastante corto, porque lo conseguido con esta película es digno de elogio. No solo es su primera película en ingles, con un reparto internacional, con un presupuesto mucho más grande que las anteriores, no solo lleva al extremo el found footage y el plano único (Hitchcock estaría orgulloso y De Palma seguro que no se la pierde) ya que toda la película transcurre en el escritorio de un lap top, sino que ofrece una nueva narrativa adaptada a la fragmentación de la información y de la realidad en la que vivimos.
Como espectador uno queda atrapado en la piel de Nick (el personaje que interpreta Elijah Wood y cuyo nombre no es nada casual) una especie de reflejo de uno mismo sobre la pantalla de un ordenador, atrapado irresistiblemente por la voz de Neil maskell (el villano de la función) y las ordenes que dicta al protagonista, como un  mirón ante el acoso a esa actriz víctima no solo de su fama (Sasha Grey).
Si bien estilísticamente Vigalondo utiliza todo lo que está a su alcance (trailers de películas, web cams en directo, chats, llamadas de video y teléfono, cámaras de vigilancia) narrativamente “Open Windows” es un giallo de la vieja escuela. Es en este punto es donde personalmente disfrute más de la película. Están todos los elementos de las películas que popularizaron Mario Bava y Dario Argento: La máscara del asesino, el cuchillo, el voyerismo que iguala a espectador y asesino, los giros argumentales imposibles... Toda una delicia presentada en un envoltorio nuevo y desafiante.
Hay momentos como esa secuencia del contador de visitas de internet, no quiero hacer spoiler, que son de quitarse el sombrero en la que Vigalondo demuestra su maestría ya no solo como cineasta sino como diseccionador de la nueva realidad social que nos ofrece internet. Por cierto dicha secuencia me recordó a una serie de temática similar, la genial “Black Mirror”. 
Es una pena que algunas resoluciones del tercer acto no esten a la altura del resto de la película, por que sino estaríamos hablando de una película casi perfecta. Y es posible que algún espectador se quede en el camino y no entre en el juego que Vigalondo propone como realizador pero el resto no deben perderse un thriller adelantado a su tiempo que además de entretener se atreve a experimentar e incluso hablarnos de una realidad tan cercana como la pantalla en la que estás leyendo esto ahora mismo.

martes, 30 de julio de 2013

Pacific Rim y los blockbusters



 ¿En qué momento las películas que costaban alrededor de 100 millones pasaron a costar entre 180 y 250? ¿Cómo un blockbuster como “Matrix” costo en 1999 menos de 100 millones y una peli de similares características como “John Carter” cueste 250 millones en menos de 14 años de diferencia? Y no me digáis que por la inflación porque no es cierto. Si fuera por eso estaríamos hablando de pasar de 90 a 120 no a 250.
Echemos la mirada un poco hacia atrás. Hasta finales de los 90 y comienzos del siglo 21, las pelis tenían un coste de producción límite que oscilaba en torno a los 100 millones de dólares. Era lógico. Para recuperar una inversión de 100 millones en cine hay que recaudar entre 3 y 4 veces el presupuesto original. Esto depende en gran parte de quien está detrás de la película si es una mayor (que es a la vez distribuidora y co-productora del film*) que amortizara mucho antes la peli que si solo es una productora.  Entonces estamos hablando de recaudar 400 millones de dólares, que una vez descontados los gastos de distribución, los costes de promoción, los porcentajes de distribuidores y exhibidores nos daría la mágica cifra de 100 millones. A partir de ahí en adelante hablaríamos de beneficios.  ¿Un negocio un poco arriesgado no? Por lo menos sobre el papel lo parece. Y que pasa ahora si las pelis empiezan a costar 150 millones, 200 o 215 como “El Llanero Solitario”.  ¿Un western con Johny Depp y un niño que salía en “La Red Social” cuesta 215 millones? ¿En serío? Supongamos que Depp se ha llevado 25 millones y otros 5 el director, los guionistas y Arnie Hammer. ¿De verdad que me estás diciendo que te ha costado un western 185 millones de dólares? Me estás tomando el pelo. Te gastas en un western 215 millones que sabes que necesitas que recaude cerca de 1000 millones de dólares… Hagamos un repaso de las pelis que han recaudado más de 1000 millones. Resulta que en los últimos 30 años solo hay 16 pelis que hayan conseguido esto. Y si, son las que os estáis pensando: Avatar, Titanic, El Señor de los Anillos, Harry Potters, los Batman de Nolan, Toy story 3 y las Piratas del Caribe (del director y estrella de El Llanero precisamente). ¿Y sabéis otra cosa? Ninguna de esas superó los 200 millones de dólares de presupuesto, excepto… siiii las dos últimas entregas de los Piratas del Caribe. Que costaron unos 225.
Como presupongo que los señores ejecutivos de Hollywood no son muy dados al altruismo, ni a eso que se llama “amor al arte” se me ocurre pensar “¿Qué cojones estaban pensando al producir un western (oscuro y raruno a más señas) de 215 millones de dólares aún a sabiendas de que para recuperar la inversión lo tienen muuuuy jodido?”. Y algo no me cuadra. Es que los efectos digitales son muy caros dirá alguien por ahí. Cierto, son mucho más caros que cuando en el siglo pasado se iban a rodar al extranjero a lugares exóticos y los del departamento de arte los convertían en lugares fantásticos que no existen o en otros planetas. Mucho más caros que cuando los efectos eran mecánicos y parecían más realistas. Mucho más caros que cuando las explosiones eran de verdad y con maquetas acojonantes que parecían reales. Y cuando la sangre era de verdad, no un programa que genera fluidos y chorros de sangre. Es cierto. Como no pensé en ello antes. Aún así no me acaba de cuadrar. 215 putos millones en un western, una de vaqueros e indios. Guau. A no ser que… no, no puede ser. Es Hollywood, no España. Allí no engañan con los presupuestos. Es la meca del cine ¿cómo van a engañar?
Hace 20-25 años nadie sabía el presupuesto de las películas (o lo sabían solo unos pocos) y a nadie le importaba.  Pero hoy en día no vas a colocar una peli en 3000 salas si tu peli no ha costado de 150 millones en adelante. ¿En que estabas pensando? Necesitas una peli bien cara, llenar todo de publicidad y que al final en el clímax todo sea caos y destrucción. ¿Cómo se explica sino que un guión como “R.I.P.D” que en los 80 hubiera sido una peli bien divertida de la Full Moon, hoy sea un tostón de 120 millones de dólares?
¿Pues sabéis que creo? Si, creo que inflan los presupuestos. Y meten los costes de publicidad, los de distribución, el nuevo descapotable del productor y la coca y las putas de los ejecutivos en el presupuesto. Así de claro.
He leído por ahí al propio Guillermo Del Toro que no cree que haya una tercera parte de Hellboy porque vendría a costar unos 160 millones de dólares. Y nadie va arriesgar eso por una franquicia que no da tanta pasta. Pero, un momento. ¿Cuándo se ha convertido Ron Pearlman en una estrella mundial que yo me he enterado? Porque “Hellboy 2” costo 85 en el 2008. No entiendo como una tercera parte tendría que costar el doble. ¿Por qué no menos? Parece que sea un imposible. Porque entonces no es una peli-evento que la gente vaya como loca a ver al cine, ni las cadenas de cine se pelearan por poner tu peli, ni por bajar su porcentaje de ganancias. Lo que me lleva a “Pacific Rim”.
Los japoneses hacen pelis del tipo de “Pacific Rim” (véase “Godzilla wars”) y se gastan un 10 % de lo que ha costado la cinta de Del Toro, y eso tirando la casa por la ventana. Es cierto que los efectos especiales no son comparables, ni que las estrellas americanas son comparables con los actores japoneses, wait ¿qué estrellas americanas? Charlie Hunnam? Idris Elba? Rinko Kikuchi? Ron Pearlman de nuevo?
Buenos actores y carismáticos pero que todo el reparto junto no cobran ni un cuarto de lo que cobra Johnny Depp.  Bueno, eso está bien, se lo han gastado en producción en vez de en estrellas ¿no? Si y no. Se da la coincidencia de que “Pacific Rim” es la última producción del acuerdo entre Legendary Films y Warner. Y viendo la penúltima “Man of Steel”, no parece que les fuera mal. Pero oye “Man of Steel” costo 225 y lleva recaudados a nivel mundial 670 y se habla de exitazo.  Tan solo hay 35 millones de diferencia entre “Pacific Rim” y “Man of Steel”, porqué me da la sensación de que son muchos más. Por la franquicia (Pacific Rim es un guión original), por reparto (independientemente de cuál nos gusta más el de MOS tiene mucho más cache), por diseño de producción, por equipo técnico (y ojo que con esto no quiero decir que el de MOS sea mejor, solo más caro)y definitivamente por la brutal campaña de promoción del Superman de Snyder en comparación con la tímida de Del Toro (porque no me valen solo unos cartelones en times square sino una presencia mediática constante y generalizada). No me salen las cuentas. Creo que la tendencia es a engordar las cifras y mucho. Porque en Hollywood no tienen que presentar las cuentas a nadie (si a caso al fisco USA, pero esas no nos las van a enseñar) y queda mucho mejor decir (por la espiral de locura en la que hemos entrado) que tu peli cuesta una porrada de millones. Como veis ofrezco muchas preguntas y pocas respuestas. Y le deseo todo lo mejor a Del Toro y su peli de monstruos y robots gigantes, que estoy deseando ver.
Y luego llega “Expediente Warren:  The Conjuring” que cuesta 20 y ya lleva casi 100...  




*No puede ser productora única por las leyes antitrust norteamericanas. Aunque esto no aplica a otros países fuera de USA, donde a veces nos encontramos que una productora produce, distribuye y exhibe la peli en sus propios cines. Curiosamente cuando se da esos casos estamos hablando de conglomerados de mayors norteamericanos.  
**Las cifras están sacadas de la web Box Office Mojo.